lunes, 10 de febrero de 2014

Astroturismo: en busca del cielo más limpio y estrellado


Lejos del ruido de la gran ciudad, de la polución y, sobre todo, de la contaminación lumínica que asola buena parte de nuestro territorio poblado, España alberga verdaderos paraísos para los apasionados del cielo oscuro, el cielo limpio, aquel que permite observar el firmamento con detenimiento, con entusiasmo, y con el asombro de encontrar en él un auténtico manto sembrado de estrellas. 

Pocos lugares presumen de reunir las circunstancias ambientales necesarias para erigirse como puntos adecuados para la observación astronómica. La baja densidad demográfica, la altitud, la preeminencia de cielos despejados y la ausencia de contaminación lumínica son los cuatro factores determinantes para que un destino se convierta en el idóneo para los aficionados a la contemplación estelar. 

Calidad certificada 
Se busca un producto turístico que aúne ciencia, astronomía y medio ambiente La iniciativa Starlight defiende a nivel internacional la relevancia de conservar la calidad de los cielos nocturnos, tanto por los beneficios que aporta a nivel medioambiental, científico, cultural, económico y turístico, como para el enriquecimiento del estudio astronómico. Con esa finalidad, ha puesto en marcha el sistema de certificación turística Starlight, para fomentar un producto turístico en el que se aúnan ciencia, astronomía y medio ambiente. 

En nuestro país ya hay algunos emplazamientos que han sido declarados como Destinos Turísticos Starlight. De momento, forman parte de esta reducida lista: la isla de La Palma, el valle de Mena (Burgos), Montsec (Lleida), la Reserva de la Biosfera de La Rioja o Granadilla de Abona (Santa Cruz de Tenerife). 

Un perfil alto 
Para promover el desarrollo endógeno de las zonas rurales más despobladas e impulsar el turismo astronómico como una opción más de dinamización en estas regiones, la Fundación Biodiversidad (www.fundacion-biodiversidad.es) ha puesto en marcha, junto con la organización Avenia (www.avenia.info), un proyecto de formación que está fortaleciendo las competencias de los trabajadores del sector del turismo rural de las provincias de Guadalajara, Teruel, Cáceres y Tenerife. "Los turistas astronómicos especialistas son un grupo poblacional reducido (unos 4.000-5.000 al año), provenientes de países europeos con alta contaminación lumínica como Italia, Francia, Alemania o el Reino Unido", cuentan a el mensual de 20 minutos desde el departamento de formación de Avenia. 

Proceden también de las grandes ciudades españolas, suelen tener un perfil económico alto y su destino predilecto es La Palma, aunque algunas zonas de Burgos, Soria o el Pirineo están viendo incrementada la afluencia de público. La oferta de ocio, tanto para expertos como para principiantes, es significativa: tours estelares, talleres, cursos y astroescapadas de la mano de empresas o asociaciones como Turismo Estelar, Astroafición o AstroLaPalma, entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario