lunes, 17 de febrero de 2014

Tres historias de tres galgos: Mora, Europa y Perla ya no servían para cazar

Me escriben de la protectora madrileña Axla con varios casos necesitados de hogar, de una segunda oportunidad. Todos menos uno son descartes de caza. Hoy os traigo a los tres galgos que me han mandado.
Se entregan con contrato de adopción, vacunados, desparasitados, chipados, test de leishmania y esterilizados.
Contacto: adopciones@axlamadrid.org
Mora es una galguita que ha vivido toda su vida encerrada, sin amor, sin caricias… solo salía cuando era temporada de caza, solo entonces veía el sol y el campo. Hasta que llego el día que ya no valía para ese fin e iba a ser llevada a la perrera para su sacrificio.
No podíamos permitirlo y nos hicimos cargo de ella. Mora merece ser feliz en una familia que la enseñe que la vida es bonita, que hay amor y hay personas buenas que la daran cariño y cuidarán siempre.
Es una perrita muy buena, es cariñosa y sociable con otros perros. Aun está un poco asustada, pero se acerca pidiendo mimos y juega mucho con otros perros.
image
Europa le encontramos de casualidad cuando íbamos al rescate de una galguita en un pueblo de Toledo. Al ir a salir a la nacional le vimos correr por la carretera… Con el corazón en un puño y dos galgos ya en el coche paramos a socorrerle. El pobre corrió asustado hacia una gasolinera donde pacientemente en una hora nos ganamos su confianza pudiéndole coger.
Es un precioso galguito, suave como el terciopelo. Muy bueno y cariñoso, le encanta el sofá y se porta muy bien en casa. Es sociable con otros perros, juguetón y confiado. Se adaptará muy bien a cualquier familia que le dé la oportunidad de ser feliz.
image
A Europa lo encontramos buscando a Perla, una galguita en muy mal estado. Lo que nos encontramos nos rompió el corazón: un pellejito apenas sin vida. No podía apenas mantenerse en pie, con una tremenda delgadez y llenita de heridas y cicatrices.
No podemos hacernos a la idea del hambre, frío y terror que habrá pasado la pobre Perla. Las marcas en su cuerpo, describen un horrible pasado. Afortunadamente está evolicionando muy bien y engordando cada día. No puede ser más cariñosa, te persigue a cada momento y te mete su morrete entre las manos para que no dejes de tocarla.
Es una perrita muy buena y amorosa. Sociable con otros perros y alegre. Es confiada y tranquila.
image

No hay comentarios:

Publicar un comentario