sábado, 15 de diciembre de 2012

LAS BUENAS PRÁCTICAS EN LA NATURALEZA AL RECOGER SETAS




Somos miles los ciudadanos que nos desplazamos al campo, normalmente en nuestros propios vehículos, cuando empieza la temporada de setas. Por ello cada día que pasa es más importante observar una conducta que contribuya a que el impacto que causamos en la naturaleza sea el menor posible ayudando entre todos a la conservación de los ecosistemas en general y de los setales en particular.

Algunas de las buenas prácticas responden a normas de obligado cumplimiento, pero otras, aunque van más allá de lo obligatorio, son igualmente necesarias. 

Muchas de ellas parecerán pequeños detalles, pero resultan imprescindibles para la sostenibilidad de los recursos naturales:

Debemos restringir lo más posible el uso de los vehículos privados, pero si los utilizamos, sólo debemos hacerlo por las carreteras o vías asfaltadas. Los paseos andando nos favorecen a nosotros, a los demás y a la naturaleza.

En caso de circular por una pista, asegúrate de que la circulación está autorizada, pues la mayoría de las pistas forestales tienen restringido el paso de vehículos, y circula a una velocidad moderada para no molestar a los transeuntes ni a la fauna y siempre por zonas donde no se afecte a la vegetación. 

Nunca circules campo a través, si las ruedas comienzan a dañar la vegetación es el momento de detener el vehículo aparcando en los lugares habilitados para ello sin obstruir el acceso a las pistas ni molestar al resto de conductores. No se debe aparcar en una zona donde se dañe la vegetación o algún otro elemento con interés que pueda verse afectado. 

En los trayectos a pie, en la medida de lo posible, sigue las sendas existentes sin dañar innecesariamente la vegetación. Procura pisar por zonas que no dañen a la flora y no arranques ramas. 

Si tienes que atravesar un campo de cultivo sigue las sendas o bien las lindes, nunca atravieses el sembrado.

No abandones nunca tus restos o basuras en la naturaleza, tampoco aquellos biodegrabables. Es penoso llegar a un sitio y encontrar latas, botellas, las dichosas bolsas de plástico...pero tampoco es agradable las cáscaras de naranjas o de plátanos que tardan mucho en descomponerse. Debemos depositarlos en los contenedores o, mejor aún, volver a llevarlos en el vehículo para depositarlos en los contenedores correspondientes a cada resto.

Pon especial atención en el respeto a las fuentes y cauces naturales, no viertas en ellos detergentes, jabones, aceites o cualquier otro tipo de vertidos o residuos. 

Extrememos las precauciones con todo aquello que pueda provocar un incendio. Evita fumar (en general), pero si lo haces, no fumes andando en las zonas con vegetación y apaga cuidadosamente las colillas en algún recipiente que lleves contigo no arrojándolas, en ningún caso, al suelo.

Normalmente, en la recolección de setas te desenvuelves en un medio natural poco alterado por el ser humano; intenta que tu paso por él no deje ninguna huella. No hagas ruidos innecesarios, deja todo tal como lo encontraste, no provoques ningún daño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario