sábado, 22 de diciembre de 2012

Las joyas de nuestros parques

El mundo natural es travieso, juguetón y muy misterioso. Tan pronto nos azota con crudeza meteorológica como nos regala pequeñas maravillas para los sentidos.  El planeta está lleno derincones inolvidables, pero la geografía de El Casar es un buen lugar por el que empezar a perderse en busca de pequeños tesoros.

ARROYO DE LA GALGA

MONTEZARZUELA, EL PELIGRO DE UN ENCINAR A MANOS DE SALVAJES ESPECULADORES

ZONA DE ESPECIAL PROTECCIÓN DE AVES, JUNTO A EL CASAR


No hay comentarios:

Publicar un comentario